sábado, 26 de noviembre de 2016

¡¡¡Mediad, mediad, malditos!!! La obstrucción a la Mediación voluntaria progresa adecuadamente o el debate de la mediación obligatoria está servido.

Recientemente he participado como mero mediador en la constitución de un nuevo servicio de mediación intrajudicial, esto casualmente ha coincidido con la presentación de la nueva guía de la práctica de la mediación intrajudicial del Consejo General del Poder Judicial y unas declaraciones del Ministro de Justicia, por otro lado, la mayor y más antigua plataforma de mediadores me ha solicitado que participe en una encuesta sobre la mediación obligatoria y también se ha producido una petición de grupos parlamentarios que solicitan medidas al Consejo General del Poder Judicial que agilicen la Justicia, incluyendo la mediación como instrumento reductor de la litigiosidad.

Dónde se pasan semanas sin noticias sobre la Mediación se produce esta repentina y quíntuple coincidencia que me lleva a hacer algunas reflexiones que me gustaría compartir.

Comenzaré afirmando que la tenue recomendación de derivar a Mediación en un proceso judicial que hace el Consejo General del Poder Judicial no puede ser la alternativa a la mediación obligatoria que se plantean desde algunos colectivos profesionales,  que ven cómo sus aspiraciones de participar en procesos de mediación intrajudicial, no terminan de llegar.

Que el Consejo General del Poder Judicial, sea el único poder del Estado que está animado para que se visualice su interés por la mediación, no sirve para asegurar que verdaderamente se fomente el uso de este Derecho Fundamental. 

Cuando se habla de la tenue recomendación del Poder Judicial, se hace para citar expresamente que no hay una marcada directriz de cómo pueden acceder todos los litigantes a la mediación de una forma segura y eficaz. La contundencia con la que el Consejo General del Poder Judicial afirma que el acceso a la Mediación intrajudicial es un Derecho Fundamental recogido en el Artículo 24 de nuestra Constitución contrasta con la ambigüedad con la que se omite su obligación de tutelar el cumplimiento de este Derecho Fundamental.

Contra lo que pareciera que está ocurriendo, resulta más categórico el Ministro de Justicia cuándo le piden medidas de fomento de la Institución de la Mediación como sistema alternativo al ámbito judicial, sin complejos, da el número de Mediadores y Entidades de Mediación inscritas en el Ministerio de Justicia. El registro sí que es visible y transparente y además, es fruto del desarrollo de la legislación sobre Mediación. Hasta ahora el Poder Ejecutivo ha tenido una posición de nula jactancia de sus medidas que favorecen la mediación intrajudicial. Mayor coherencia hay desde el Ejecutivo en la falta de exhibicionismo de medidas que no conducen a proporcionar el Derecho a la Mediación Intrajudicial a todos los litigantes, limitándose a esgrimir que: ahí está el registro para quien voluntariamente lo use. Sólo cabría pedir al Ministerio de Justicia que el acceso a la información del Registro del Mediadores fuera más intuitivo y que el litigante pudiera acceder a las búsquedas por jurisidicciones y partidos judiciales, ya que actualmente la localización de mediador es por Comunidad Autónoma lo que dificulta la localización de mediadores dispuestos a participar en ciertos ámbitos geográficos. 

Llama muchísimo la atención que el Poder Judicial no reenvíe a este Registro Público de Mediadores a los litigantes. También sobrecoge que deje sin definir un procedimiento claro y genérico para todo el territorio nacional de reenvío en la nueva Guía de Práctica de la Mediación Intrajudicial recientemente presentada. En cada Comunidad Autónoma, provincia o incluso juzgado puedes encontrar convenios entre entidades de mediación y el Consejo General del Poder Judicial. Algunos de estos convenios son de lo más variopinto, El art. 24 empieza con "Todas las personas tienen derecho a..." Para el Poder Judicial sólo las personas que estén en procedimientos judiciales que se tramiten en Juzgados que hayan llegado a acuerdos con entidades de mediación podrán acceder a este Derecho. La nueva guía para la práctica de la mediación Intrajudicial debería incluir este reenvío a los Mediadores inscritos en el Registro de Mediación del Ministerio de Justicia. Esta omisión sería un síntoma que demuestra la delgadez y finura del interés porque la fluidez de las mediaciones se incremente tal y como se había previsto en la Ley.

Todo este intento del Poder Judicial me recuerda el título de la película "¡¡¡Danzad, danzad, malditos!!!" cuyo título traducido literalmente era "¿Acaso no matan a los caballos?". Extraños paralelismos entre lo que ocurre en la película y lo que sucede con los profesionales que aspiran ejercer su vocación de mediadores. Pareciera que ya, por fin, podremos mediar, se nos ofrecen los escenarios, en algunos casos sufragaremos nosotros el coste económico de la sesión informativa, cuando no toda la mediación y se nos prometen reenvíos turnados con equidad. Ni una sola palabra de nuestro oficio como colectivo con derecho a colegiación o a sindicato, es como si esta profesión existiera para el reenvío pero no para sus reivindicación profesionales o laborales. 

No me imagino espectadores viendo el intento de los mediadores en movimiento por este afán de vivir de la Mediación, como si de una maldición se tratara. Quizás sea esta la causa, que no hay nadie expectante, ni atento. Nadie pagaría una entrada por ver el espectáculo deplorable de una lista de mediadores esperando el reenvío de una mediación intrajudicial. Bueno, al menos hay unos espectadores de lujo que no pagan entrada por el espectáculo que son los litigantes, abogados y procuradores de éstos, funcionarios de la administración de justicia, letrados de la administración de justicia, fiscales, jueces y los docentes universitarios de los posgrados de mediación y sindicalistas del sector judicial. En cualquier caso la historia de la implantación de la mediación en España se convertirá en miradas en primera persona, de cómo el mundo estructurado de las soluciones formales de los conflictos ignoraron el grotesco espectáculo que estamos dando.

En el otro lado de la moneda se encuentran los profesionales (a los que no les debe estar gustando el estado actual) que claman por las mediaciones impuestas, es decir: obligar a los litigantes a comparecer a una sesión informativa.

El imperativo de mediar para las partes en un conflicto que proponen como solución a la falta de cultura de la mediación, plantea varios ilícitos no ajustados a los derechos fundamentales. Llevando muy lejos el planteamiento se podría decir que para justificar determinados comportamientos contrarios a la ley se pueden justificar por legítima defensa, estado de necesidad, cumplimento de un deber o ejercicio legítimo de un derecho. Es decir, cuando hay una crisis para la protección de bienes jurídicos que la ley protege de una forma preponderante y en ninguno de estos casos se encuentra la imposición de mediar, por tanto no hay justificación alguna para imponer la mediación y mucho menos por una ley que te imponga la primera sesión.

Entre la voluntariedad de la mediación, ignorada por quien tiene la obligación de informar, y la obligatoriedad de imponer una institución voluntaria, me quedo con la situación actual. Sí, que cabría exigir esa obligación de informar debidamente del procedimiento para poder acceder al derecho de la mediación a los operadores judiciales, cosa que no se está haciendo.

Nada justifica que no se esté reenviando a los mediadores del Ministerio de Justicia y nada justifica las mediaciones obligatorias, que afortunadamente todavía no se han planteado realmente. La experiencia de las mediaciones impuestas en otros países no es lo suficientemente eficaz como para imponerla en España y lo que no ha funcionado con voluntad, no funcionará por imperativo. Sencillamente cada cual que haga lo suyo.  Hoy por hoy, quien no reenvía al Registro de Mediadores, estando obligado a hacerlo, omite el derecho a obtener la tutela judicial efectiva de todas las personas que tengan algún interés en litigio, lo que nadie cuenta es que también se peca por omisión, dejémonos de espectáculos y de imposiciones y empecemos a exigir que cada cual cumpla con su obligación.

En cuanto al nuestro Poder Legislativo, (por cierto y por una situación inusual tiene mucho que decir y por primera vez tiene capacidad de imponer), podrían entrar en esta ausencia de derechos que no llegan a los ciudadanos. Solicitar al Consejo Judicial que agilice la Justicia y que utilice la mediación para hacerlo, no es suficiente. Se deberían detallar imposiciones que no se están llevando a la práctica. Tener la mediación como fórmula magistral que agiliza la justicia es desconocer cómo funciona la mediación intrajudicial, la mediación y la justicia. Todos nuestros parlamentarios deberían formarse en materia de Mediación, es lo mínimo que deberían hacer para opinar e intentar regular la materia.

Si el lector ha podido llegar hasta aquí, me faltaría añadir que vaya por delante el reconocimiento y agradecimiento a todas las personas que, sin estar obligadas, trabajan en pro de la mediación y para hacer que este derecho llegue al mayor número de litigantes posible. No me gustaría que nadie se sintiera aludido pero si fuera así, vayan mis disculpas adelantadas y les pido mil perdones y el esfuerzo porque entiendan que son sentimientos sobre cómo se está configurando el sistema y no valoraciones sobre las intervenciones personales.

Por último si fuera buen caricaturista ilustraría estas reflexiones con una M de mediación que está a punto de recibir un mazazo con la maza de un juez, al estilo sajón. "Mediación por que lo mando yo, o si esto sigue así por imposición legal". En realidad los tres poderes del Estado deberían dirigir las miradas de los litigantes al Registro Oficial de Mediadores del Ministerio de Justicia y que la localización de éstos fuera sencilla para el usuario, con esta simple medida todos estarían cumpliendo con la Ley y tutelando el derecho al acceso a la mediación que tienen todas las personas.

Imagen procedente de:

sábado, 5 de noviembre de 2016

El CGPJ presenta la nueva Guía para la práctica de la mediación intrajudicial

En la sección "En portada" de la web del Consejo General del Poder Judicial, se publica el anuncio de la presentación de la nueva "Guía para la práctica de la mediación intrajudicial". Nuevamente es el Poder Judicial el que lidera la impulsión de la Mediación en nuestro Estado, esperemos que pueda llegar a todos los juzgados y que los jueces la puedan divulgar entre los litigantes. 
____________________________________________________________________________
El CGPJ presenta la nueva Guía para la práctica de la mediación intrajudicial.
Se recoge la regulación legal actualizada en esta materia así como criterios de derivación para los jueces y modelos de resolución
Los vocales del CGPJ Álvaro Cuesta, Rafael Mozo, Concepción Sáez y Pilar Sepúlveda presentarán el próximo lunes, día 7 de noviembre, en la sede del Consejo, la nueva Guía para la práctica de la mediación intrajudicial, en la que se recoge, actualizada, la regulación legal de esta materia, tanto nacional como internacional, y se ofrecen un catálogo de implantación de los servicios, así como criterios de derivación para los jueces y modelos de resolución.
La nueva Guía contiene cinco apartados correspondientes a los distintos ámbitos jurisdiccionales en los que se aplica, civil, familiar, penal, contencioso-administrativo y laboral. Todos ellos poseen una estructura idéntica y contienen no sólo los protocolos de derivación sino un compendio de toda la información sobre mediación intrajudicial.
La Guía pretende crear unas prácticas homogéneas y de calidad y está dirigida no sólo a los jueces sino a todas las personas involucradas en la mediación, tanto miembros de la Administración de Justicia como mediadores y profesionales relacionados con ella (abogados, procuradores, peritos forenses…).
Con la edición de esta nueva Guía para la práctica de la mediación intrajudicial, el CGPJ reafirma su compromiso con la calidad y la modernización de la Justicia, cumpliendo así el mandato constitucional de tutela judicial efectiva, garantizando a los ciudadanos la solución más eficaz para sus problemas.


miércoles, 12 de octubre de 2016

Convenio Marco de colaboración entre el Consejo General del Poder Judicial y el Consejo General de la Abogacía Española. 28/06/2016

El número 99 de la revista Abogados correspondiente al mes de Septiembre de 2016 publica en su página 67 en la sección de noticias la siguiente información:  "ABOGACÍA ESPAÑOLA Y EL CGPJ IMPULSAN LA MEDIACIÓN COMO FÓRMULA DE SOLUCIÓN DE CONFLICTOS"

El convenio aparece publicado en el la web del Consejo General de la Abogacía Española el 28 de junio de 2016.

Aportamos la información y el convenio y esperamos que efectivamente se puedan llevar a la práctica los compromisos.












http://www.abogacia.es/revista-abogados/99/files/54.html

http://www.abogacia.es/2016/06/28/abogacia-espanola-y-el-cgpj-firman-un-convenio-para-impulsar-la-mediacion-como-formula-de-solucion-de-conflictos/

http://www.abogacia.es/wp-content/uploads/2016/06/Convenio-Mediacion-Abogacia-CGPJ.pdf

miércoles, 10 de agosto de 2016

No mencionarás el nombre "mediación" en vano o las instituciones armadas como la Guardia Civil no es la más indicada para nombrarla.

Los medios de comunicación nos sorprenden con información sobre mediación. Hoy ha aparecido en la prensa la noticia que se anexa a este comentario. 

No podemos saber si el nombre "mediación" ha sido elegido por el autor de la información o por la propia Guardia Civil. En cualquier caso, produce extrañeza y casi, casi parece irónico. 

Si se lee la información completa, no hará falta mayor aclaración. Resulta sorprendente utilizar este término para iniciar actuaciones armadas y mucho más inadecuado mencionar que la Guardia Civil medió en una historia de desamor. 

No sabemos cómo se pueden sentir los agentes heridos, los funcionarios que intervinieron en las entradas a los domicilios, los abogados del turno de oficio que acompañaron a los funcionarios por si practicaban detenciones y los propios implicados en el conflicto, pero tras unos hechos tan virulentos parece muy, pero que muy poco acertado utilizar la "mediación", salvo que verdaderamente se hubiera hecho. 

Desconocemos los detalles de los hechos y por lo tanto habrá que ser muy respetuoso con el análisis que se pueda hacer. Lo que si que es cierto es que a la luz de lo publicado en este artículo, parece que algo no se ajusta a la realidad. 

Esperamos o que se aclaren los detalles de la mediación o que si no se hace, no se utilice esta palabra para enlazarla a actuaciones violentas. 

_________________________________________________________________________________

Agentes en Argamasilla se subieron al tejado para detener a un varón con una escopeta de caza que les disparó.

MADRID/CIUDAD REAL, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los doce agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil que el pasado 4 de agosto trataron de mediar en el enfrentamiento de dos familias de etnia gitana fueron sorprendidos a tiros desde el interior de una de las viviendas que iban a registrar, la situada en la calle Cantarranas de Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real).

"¡Guardia Civil, alto!", gritaron los agentes de esta unidad especial perteneciente a la Comandancia de Ciudad Real antes de acceder a la vivienda. Los agentes fueron recibidos a tiros justo cuando rebasaron el dintel de la puerta principal, según revela el vídeo de la operación del Instituto Armado, recogido por Europa Press.

Lo que siguió fueron unos momentos de incertidumbre, después de que los agentes, con el arma reglamentaria desenfundada y pertrechados con cascos y chalecos antibalas --también se aprecia algún escudo--, retrocedieran en el pasillo de entrada de la casa. "¿Algún herido?", se oye que pregunta un guardia civil, a lo que responde otro: "Tengo una herida en la pierna, yo creo que sí".

El resultado fue siete agentes heridos por disparos, uno de ellos hospitalizado y dado de alta el pasado viernes, y cuatro personas detenidas en un operativo que continúa abierto.

La Guardia Civil medió en una historia de desamor con dos familias gitanas implicadas: la de J.R.P., un joven de 19 años vecino de Puertollano, detenido días atrás al intentar matar a disparos a su suegro, y la de su mujer, menor de edad, que había huido del hogar matrimonial poco después de contraer matrimonio para refugiarse en la vivienda de la barriada de Argamasilla, un pueblo de unos 6.000 habitantes.

La familia de la joven utilizó una escopeta de caza del calibre doce, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la intervención de la Guardia Civil. En el vídeo se aprecia cómo un hombre es detenido después de que los agentes tuvieran que reducirlo subiendo al tejado de su vivienda, donde se había apostado con este arma.

La operación se desarrolló en esta casa y en otra en Puertollano, la del chico de 19 años, que fue a donde se desplazaron previamente seis agentes, sin hallar a nadie dentro. El joven está acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa.

PRISIÓN PARA UNO DE LOS CUATRO DETENIDOS

Además del guardia civil de 43 años ingresado en el Hospital Santa Bárbara de Puertollano tras sufrir ocho lesiones en la pierna izquierda por plomillo y dos impactos en la pierna derecha, otra persona, de 56 años, fue trasladada al Hospital de Ciudad Real, donde permaneció bajo custodia policial hasta que este domingo se decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza.

Se trata de uno de los cuatro detenidos en la operación de la Guardia Civil, para el que el juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 le imputa un delito como autor de un homicidio en grado de tentativa, atentado contra la autoridad, tenencia ilícita de armas y receptación.

El resto de detenidas, tres mujeres, quedaron en libertad con cargos. A una de ellas se le imputa provisionalmente un presunto delito de tenencia ilícita de armas y atentado contra la autoridad. A las otras dos se le imputa un presunto delito de tenencia ilícita de armas. Para las tres se ha decretado las medidas cautelares de la obligación de comparecer ante el juzgado los días uno de cada mes.

EXTREMAR LA SEGURIDAD

Tanto la AUGC como la APROGC pidieron cuando conocieron estos hechos que se extremaran las medidas de seguridad en operativos como el de Argamasilla de Calatrava. En este caso, los doce agentes disponían del chaleco reglamentario, pero sólo la mitad contaba con los cascos y escudos utilizados en este tipo de dispositivos, según han explicado desde la AUGC, que sostuvieron que "la mala planificación y la falta de medios pudieron causar una tragedia".

"La situación podría haber resultado incluso más grave, ya que hubo agentes que agotaron toda la munición de sus armas reglamentarias, por lo que si se hubiesen prolongado los hechos o si estos hubiesen sido de mayor gravedad, con varias personas armadas, se podría haber producido una grave situación de operatividad y apoyo por parte de esos agentes", señalaron desde la AUGC.


martes, 21 de junio de 2016

Arranca la lista de abogados mediadores del futuro Servicio de Mediación Intrajudicial de la Audiencia Provincial de Ciudad Real

Reunión de Abogados Mediadores del futuro Servicio de Mediación Intrajudicial.

Ciudad Real, 21 de junio de 2016
Salón de actos de la Sede del Colegio de Abogados de Ciudad Real. 
Pasaje de la Merced. 

Esta mañana se ha celebrado una reunión de abogados mediadores para elegir coordinadores que les representen en el servicio de mediación intrajudicial que pretende poner en práctica la Audiencia Provincial en Ciudad Real en los Juzgado de Primera Instacia de la capital.

Se trata de un momento histórico ya que, por fin, parece que echará a andar un Servicio de Mediación Intrajudicial en la provincia de Ciudad Real. 

Pilar López, Ramón Lavián, Julio Robledo, Oscar Ruiz Pérez, (Secretario del Colegio que ha presidido la reunión), Cati León, Carmen Daimiel, Antonio Ruiz de Mera, Juan José Llanos y Manuel Zamora, todos ellos abogados mediadores inscritos en el Registro del Ministerio de Justicia que han participado en la reunión de coordinación de la lista de mediadores. 

El Colegio de Abogados de Ciudad Real ha intentado en varias ocasiones crear un Servicio de Mediación propio, sin que se haya puesto en práctica a la fecha. Los primeros antecedentes datan de Julio de 2011, celebrando Junta de Gobierno el 8 de Septiembre de este mismo año en el que ya incluyó en el orden del día el conocimiento y análisis de un servicio de mediación del Colegio de Abogados. En aquella ocasión y hasta finales de 2014 el impulsor de este servicio fue el abogado que escribe, Manuel Zamora Soria. El pasado ejercicio dos compañeras abogadas y mediadoras Cati León y Carmen Daimiel solicitaron al colegio nuevamente la creación de una agrupación de mediadores dentro del propio del Colegio, sin que hasta la fecha hayan obtenido resultados. 

Los abogados mediadores colegiados en Ciudad Real echaban de menos un espacio que les permitiera desarrollarse profesionalmente en el propio ámbito de su Colegio de Abogados, sin necesidad de recurrir a otras figuras asociativas o instituciones de mediación. 

Que los abogados colegiados en el Colegio de Ciudad Real e inscritos en el Registro de Mediadores del Ministerio de Justicia puedan participar en el Servicio de Mediación Intrajudicial que está potenciando la Presidenta de la Audiencia Provincial, es todo un logro. Excelente oportunidad para los colegiados que puedan practicar la mediación, a la vez se convierte esta iniciativa, en una plataforma para la difusión de las bondades de la mediación. 

De extraordinario interés es que los alumnos de los distintos cursos y posgrados puedan acceder al ejercicio de la mediación de la mano de mediadores con experiencia.  

Los abogados inscritos en la lista inicial del servicio de mediación intrajudicial participarán de modo altruista en aquellas mediaciones de asuntos que sean acreedores del beneficio de justicia gratuita. También se participará de forma altruista en la sesión informativa en todos los asuntos. Se convierten los mediadores en los auténticos promotores económicos de este sistema de resolución de conflictos a falta de que la Administración Pública o entes del tercer sector quieran implicarse en la financiación de estas actividades que tantos beneficios reporta a la sociedad en general. 

Se confía en que se agilicen los trámites para que muy pronto los ciudadanos de Ciudad Real que mantengan algún litigio tengan la posibilidad de optar por la mediación intrajudicial. 

La reunión ha estado presidida por el Secretario del Colegio, Óscar Ruiz Pérez quien ha informado del número de inscritos en la lista, que asciende a 15, habiendo participado 8 en la primera reunión. 

Se ha resuelto en la misma, que acudan los tres abogados que se han postulado como coordinadores (Cati León, Carmen Daimiel y Julio Robledo) para mantener encuentro inmediato con la Audiencia Provincial y resto de asociaciones de mediadores. En un posterior encuentro se decidirá definitivamente quien es el coordinador del Colegio de Abogados. También se ha resuelto mantener contactos vía correo electrónico entre todos los inscritos para poder hacer un seguimiento de los avances y sistema de puesta en funcionamiento del servicio de mediación intrajudicial. Ese contacto es trascendente ya que los abogados mediadores son profesionales colaborativos y dentro de esta especialidad se comparten las experiencias y las buenas prácticas aprendidas. También se he ha hecho especial hincapié en la necesidad de disponer del protocolo de actuación, ya que hasta ahora únicamente se ha tenido acceso a un borrador. 

Por último se debe agradecer al Colegio de Abogados de Ciudad Real su interés y colaboración para que sus colegiados puedan acceder al Servicio de Mediación Intrajudicial en las mismas condiciones que otras asociaciones de mediadores y se le anima para que apoye el desarrollo profesional de los colegiados que ejercitan esta especialidad.


martes, 31 de mayo de 2016

Sin mediar ni un solo caso en un año, el registro de mediadores del Colegio de Abogados de Jaén.


Sincera noticia que ha publicado el Colegio de Abogados de Jaén. Se tendrían que preguntar las causas de esta inactividad y seguir haciendo un verdadero ejercicio de sinceridad. 

El colectivo de la abogacía no solo no apoya la mediación, la bloquea y boicotea. Por un lado alardea de estar haciendo lo indecible para fomentar la mediación pero por otro lado no se recurre para ella. 

La noticia del Colegio de Jaén viene a reflejar esta realidad. De hecho el Consejo General de la Abogacía tiene bloqueado el Registro de Mediadores que su Comisión de Mediación lleva estudiando más de tres años. 

Inquietante la inactividad existente en esta materia y la falta de reivindicación. Si observamos las información que publica la revista mensual Abogados que reciben todos los abogados colegiados de España, comprobaremos la inexistencia de contenidos sobre esta materia. En lo que debería ser una sección más de la revista, la Mediación es aludida para los casi heróicos colegios que mantienen su pulso contra los abogados litigantes. El reconocimiento de la categoría no litigante, hoy por hoy está lejos. 

En fin, nuestro apoyo a los abogados que figuran en el registro de Jaén y que se consuelen pensando que al menos allí tienen registro. 

Cada vez más se visualizará la patraña del uso indebido de la mediación, para entonces los verdaderos mediadores estarán en otros colectivos distintos a la abogacía. 


viernes, 27 de mayo de 2016

El CGPJ y la Fiscalía firman un convenio de colaboración para la promoción de la mediación.

Nuevo "brindis al sol", a costa de la divulgación de la mediación. Representantes de jueces y fiscales siguen la moda de "marear la perdiz" con el tema de la mediación. 

Los órganos de representación de jueces y fiscales poco hacen verdaderamente por la mediación, salvo fotos en congresos, convenios y demás formas de generar contenidos, falaces en la mayoría de los casos. El desarrollo de la mediación en España se ha debido fundamentalmente a un muy reducido grupo de jueces que ven como su esfuerzo por difundir la mediación se podría incrementar si se tomaran las medidas adecuadas. Esta medidas, desde luego no pasan por este tipo de eventos. Los jueces pro mediación ya tienen dicho lo que hay que hacer si se quiere aproximar este matiz del derecho de todas las personas a obtener tutela judicial efectiva. (Véase blog del juez Pascual Ortuño: http://www.pascualortuno.com/)

Entre las obligaciones de cada juez y cada fiscal está la de elaborar una detallada estadística personal que confeccionan cada mes, en la que se anotan sus intervenciones en los distintos procesos y el resultado de las mismas. 

La mejor forma de implantar la mediación es que los jueces y fiscales puedan tener un aliciente por reconducir a las partes a la mediación y que esa intervención formara parte de sus objetivos. 

Mientras que prestar la atención a la mediación, sea una forma de desviarse de otros objetivos, los jueces y fiscales no perderán mucho tiempo en divulgarla y ponerla en práctica. 

En la última Memoria de la Fiscalía se hacía un diagnóstico muy breve pero elocuente de las verdaderas necesidades que existen. 

Literalmente se dice en su página 728: "A pesar de los múltiples convenios de mediación familiar firmados, en la práctica el éxito de la misma se está viendo comprometido por la reducida dimensión de los servicios de mediación y las restricciones en los horarios de atención al público".

Resulta increíble que la Fiscalía General del Estado dentro del Ámbito de Familia detecte la insuficiencia de servicios de Mediación y que por otro lado los mediadores profesionales del Ministerio de Justicia no reciban peticiones de intervención, obviamente algo falla. 

La Fiscalía se debe referir a los escasos convenios existentes en los que se regala la mediación. Oportunidad perdida para reclamar la Mediación gratuita como asistencia jurídica o peritaje en el Turno de oficio y divulgarla en el resto de casos en los que la economía de los litigantes les permite pagarla. 

En 778 páginas, la mediación se menciona 20 veces, sólo dos de ellas para el ámbito civil, el resto para la mediación penal y especialmente para reivindicar una regulación legal sobre esta figura. 

Tras ver la memoria y la noticia sobre el acuerdo ya sabemos lo que va a hacer la Fiscalía General del Estado en materia de Mediación, prácticamente nada. 

En fin, que el interés no se disimula, si verdaderamente la Fiscalía tuviera interés en la utilización de este sistema de resolución de conflictos lo incluiría entre los objetivos personales de cada Fiscal. Sin embargo nada se ha dicho, ni en el convenio ni en la memoria.

Se deja la mediación al altruismo de cada juez y fiscal que lejos de mejorar su estadística corren el riesgo de desviarse en los objetivos marcados. 

En la última memoria del Consejo General del Poder Judicial se constata esta situación, literalmente en la página 191 se dice: "Se está trabajando en la mejora del reflejo de la actividad de mediación en la estadística judicial. La estadística judicial deberá recoger al menos los datos básicos de la mediación que se realice en el órgano". Lo razonable es que si cada juez tuviera que rellenar mensualmente los asuntos que reenvía a mediación y tuviera que cuantificar las mejoras económicas que este sistema conlleva, seguro que conocería infinitamente mejor la mediación. Si además tuviera un incentivo económico por ventilar asuntos con este sistema que reduce tiempos y costes económicos, no habría ni un solo juez que se opusiera, al menos a la sesión informativa. 

Llama la atención que el convenio que se firma entre Fiscalía y Consejo General del Poder Judicial no incida en las medidas que verdaderamente promoverían la mediación. El tema debe producir escalofríos entre estos dos grupos de profesionales, imaginarse que deben reivindicar un plus económico por el reenvío a mediación lo que conllevaría la pérdida de otros pluses ya conseguidos. Hoy por hoy, nadie tira piedras a su tejado y menos los jueces y fiscales.  

De entrada la firma de este convenio no ha abierto ningún telediario.


Texto difundido por el CGPJ:

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, han firmado hoy un convenio de colaboración entre el órgano de gobierno de los jueces y el Ministerio Público para la promoción de la mediación.

El objetivo del convenio es establecer las condiciones por las que se regirá la colaboración entre ambas instituciones para el impulso de la mediación, para lo que se considera imprescindible la creación de mecanismos de comunicación que permitan un intercambio fluido de información y faciliten un adecuado conocimiento de los recursos de los que dispone cada parte y de su funcionamiento, agilizando además su gestión.

El CGPJ se compromete mediante el convenio a dar a conocer la mediación y otras formas de resolución pacífica de conflictos entre todos los miembros de la Carrera Judicial, contribuyendo así a crear una “cultura del acuerdo”; a facilitar a los jueces y magistrados la información necesaria sobre los recursos disponibles en el territorio donde ejerzan sus funciones; y a mantener reuniones periódicas entre los miembros del Gabinete Técnico del Consejo encargados de esta materia con los jueces y magistrados, el personal de los Juzgados y la Fiscalía para aclarar dudas, impulsar nuevos proyectos de este tipo y mejorar los que ya estén en marcha.

Además, el Servicio de Inspección del CGPJ controlará cómo se lleva a cabo la mediación que se desarrolla en Juzgados y Tribunales, proponiendo medidas de mejora.

Fuente de la información:







Texto difundido por la Fiscalía General del Estado:

La Fiscalía y el CGPJ firman un convenio de colaboración para la promoción de la mediación

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y la fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, han firmado hoy un convenio de colaboración entre el órgano de gobierno de los jueces y el Ministerio Público para la promoción de la mediación.

El objetivo del convenio es establecer las condiciones por las que se regirá la colaboración entre ambas instituciones para el impulso de la mediación, para lo que se considera imprescindible la creación de mecanismos de comunicación que permitan un intercambio fluido de información y faciliten un adecuado conocimiento de los recursos de los que dispone cada parte y de su funcionamiento, agilizando además su gestión.

El CGPJ se compromete mediante el convenio a dar a conocer la mediación y otras formas de resolución pacífica de conflictos entre todos los miembros de la Carrera Judicial, contribuyendo así a crear una “cultura del acuerdo”; a facilitar a los jueces y magistrados la información necesaria sobre los recursos disponibles en el territorio donde ejerzan sus funciones; y a mantener reuniones periódicas entre los miembros del Gabinete Técnico del Consejo encargados de esta materia con los jueces y magistrados, el personal de los Juzgados y la Fiscalía para aclarar dudas, impulsar nuevos proyectos de este tipo y mejorar los que ya estén en marcha.

Además, el Servicio de Inspección del CGPJ controlará cómo se lleva a cabo la mediación que se desarrolla en Juzgados y Tribunales, proponiendo medidas de mejora.



Fuente de la información:

Memoría del la Fiscalía:


Memoria del CGPJ:



viernes, 29 de abril de 2016

Mediador del turno de oficio defendido por el Decano del Colegio de Abogados de Ciudad Real.


Todo lo que sea difundir la necesidad de integrar la mediación como alternativa a la solución de conflictos, es bienvenido. Se agradece el interés que muestran los abogados litigantes por apoyar esta incorporación, sin embargo, no es suficiente. 

Lo que resulta más que evidente es que las noticias sobre estas medidas llaman mucho la atención entre el público en general y entre determinados colectivos profesionales. En un medio local que esta noticia haya sido compartida 1377 veces a las 24 horas de su publicación, es todo logro. 


Los Colegios de Abogados pueden hacer mucho más por la mediación, son el auténtico motor del cambio de modelo de la justicia que se necesita en el mundo que vivimos. Hasta ahora han sido los jueces los únicos promotores, pero no encuentran el apoyo de todos los colegios, ni un sistema estandarizado de colaboración.  

Mientras que el Gobierno en el poder no haga una dotación presupuestaria para las designaciones de abogados mediadores no se podrá ofrecer mediadores del turno de oficio sin coste para el que no puede sufragarse la asistencia jurídica. 

Si hay Comunidades Autónomas que haciendo una lectura menos restrictiva del artículo 24 de la Constitución han dotado de mediación gratuita a sus turnos de oficio. 

Artículo 24
    1. Todas las personas tienen derecho a obtener la tutela efectiva de los jueces y tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, sin que, en ningún caso, pueda producirse indefensión.
    2. Asimismo, todos tienen derecho al Juez ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado, a ser informados de la acusación formulada contra ellos, a un proceso público sin dilaciones indebidas y con todas las garantías, a utilizar los medios de prueba pertinentes para su defensa, a no declarar contra sí mismos, a no confesarse culpables y a la presunción de inocencia.
      La ley regulará los casos en que, por razón de parentesco o de secreto profesional, no se estará obligado a declarar sobre hechos presuntamente delictivos.

¿En que parte del artículo 24 creemos que está incardinado el derecho a la asistencia de mediador o sencillamente de la mediación?

Esperar que el actual Gobierno quiera ampliar presupuesto para pagar las intervenciones de los abogados mediadores, a estas alturas es sencillamente una ilusión. 

Lo que si pueden hacer los Colegios de Abogados es poner en funcionamiento su propio turno de abogados mediadores para aquellos ciudadanos y personas jurídicas que solicitan esta especialidad. 

También pueden los Colegios de Abogados fomentar entre sus colegiados la derivación a mediación y computar estas derivaciones como síntoma de buen hacer. Debería incorporarse a los objetivos de desarrollo de los Colegios y a su estadística, de tal forma que cada año se pudieran publicar los asuntos que los abogados reenvían a mediación y los beneficios que esta buena práctica aporta a los ciudadanos, profesionales y Colegios. 

En cualquier caso se agradece el interés del Decano de Colegio de Abogados de Ciudad Real que, aunque sea de vez en cuando, se acuerde de mencionar la poco practicada mediación. 

Fuente de la información: 
http://www.latribunadeciudadreal.es/noticia/Z7D71CC0C-B29B-01A3-664AE02B293D5AA3/20160428/arteche/defiende/nueva/ley/justicia/gratuita/turno/especial/mediador